La presencia de una marca, de un logo nos da una mezcla de sentimientos, entre ellos el de estabilidad. Porque estabilidad? pues porque entendemos que una persona o empresa que se tomó el tiempo de crear una identidad para transmitir sus atributos y más que nada parte de su esencia.

Estabilidad, es lo que se espera de una empresa o proyecto, pues si ponemos nuestros proyectos en sus manos, es lo menos que podemos esperar. Es por eso que quise enumerar las piezas de un branding básico que en 10 años de emprendimiento he aprendido que son para mí, infaltables. 

1- Un logo

Sean tus iniciales, tu propio nombre en cursiva o algo más elaborado un logo es infaltable. Es la primera identidad de tu empresa o proyecto y lo que muestra que te lo tomas en serio. Es bueno que lo incluyas en todo a partir de ahí; presentaciones, post en redes sociales, etc.

2- Una tarjeta de presentación

Ese pequeño trozo de cartulina típicamente de 3.5” x 2”  es para mí un esencial de negocios. Solo imaginen la escena; conoces a alguien a quien le cuentas de tu empresa o proyecto, se emociona con lo que puedes ofrecerle y te pide tus datos. ¿Qué haces? ¿le dices que anote tu celular y que te tire por WhatsApp? ¿Se lo anotas en una servilleta? 

¿Lo correcto? ¡Le das tu tarjeta de presentación! 

Para mí una tarjeta ha de tener lo que yo llamo tres atributos básicos;

1- Tus datos principales; Nombre y apellido, teléfono, principal email de contacto y si es posible tu web.

2- Un diseño lo suficientemente llamativo y elegante como para que a tu receptor le dé pena tirarla a la primera oportunidad.

3- Espacio para anotar, si hay algo que hace que no tire una tarjeta es haber anotado algo en ella; una cita, una fecha, un nombre.  

3- Un Dominio

Si supieran lo importante que es que tu potencial cliente o colaborador sepa que puede dirigirse a  tunombre.com o miempresa.com, un lugar en el ciber espacio donde pueden encontrar tu información básica y mejor aún;  puedes contar lo que quieres que sepan de tu proyecto o empresa.

4- Un email formal

Con formal me refiero a que sea de tu dominio, da bastante carácter a que tu email de trabajo sea jose@miempresa.com en vez de Tuchamaquitoconflow@hotmail.com

Ojo, un Gmail no está mal, procura que sea tu nombre y apellido o tu nombre punto el de tu empresa, algo así para que se sienta formal. Yo aún utilizo mi Gmail para asuntos personales que no precisamente tienen que ver con trabajo, pero si con mi marca personal, es bueno para iniciar y puedes aprovechar todos los beneficios de la plataforma de Gmail para gestionar tus documentos.

5- Una firma de mail

Es como tu tarjeta de presentación, pero al final de cada email que envíes. Vuelve a dar la sensación de formalidad y carácter, de que tomas en serio tu presencia digital y la imagen que proyectas de ti mismo. Porque; si demuestras que te preocupas por ti, entonces te preocuparas por los demás.

Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leerme, déjame un comentario diciendo que te pareció y el contenido que te gustaría leer por acá.